Reseñas de programas

Elegir un proyecto y una organización puede ser abrumador y a veces, es difícil confiar en quién eligir en función de una búsqueda en Internet. Nuestros proyectos, familias anfitrionas, personal y colaboradores son referidos, seleccionados, verificados y revisados. Cada pieza de nuestro programa está diseñada para crear una experiencia gratificante, significativa y divertida en el extranjero. Pero no lo tome nuestra palabra, vea lo que los participantes tienen que decir sobre nuestros programas.

oportunidades de voluntariado

¿Por qué elegir a INLEX?

  • Trabajando localmente desde 2005.

  • Viajes responsables.

  • Impacto positivo y sostenible.

  • Programas flexibles.

Puntuación media: 4.6 estrellas (basado en clasificaciones 69)

Experiencia asombrosa

Fue una experiencia increíble poder descubrir un nuevo país y una nueva cultura, al mismo tiempo que tenía un impacto positivo en la comunidad.
La familia con la que me estaba quedando era la persona más dulce, siempre aquí para ayudar y dar una idea de su cultura e historia. Los ticos son muy acogedores.
El programa para el que estaba trabajando me dio misiones reales para hacer, con objetivos y directivas. Fue genial porque me permitió ver el impacto real que podría tener y no solo ayudando de forma básica, sino realmente utilizando mis conocimientos y capacidades para ayudar.

julio
26
julio 27, 2022

Enseñanza en Guatemala

Siempre he querido viajar al extranjero para ayudar a los menos afortunados. Trabajé en un pequeño jardín de infantes/escuela (¿una especie de escuela primaria también?) en San Lucas, donde enseñé algo de matemáticas, inglés básico, artes y manualidades, y algunas tareas generales en la escuela. Mientras estaba allí enseñando, sentí que terminé aprendiendo más español simplemente hablando con todos allí y durante las noches con mi familia anfitriona, que fue muy amable. Mi madre anfitriona era muy dulce, me llevaba de compras al mercado de productos locales y, a veces, iba a jugar baloncesto con mi hermano anfitrión. La comida era básica pero sabrosa, me acostumbré después de unos días. FYI: Guatemala no es tan cálido como puede pensar, hacía un poco de frío por la noche y temprano en la mañana alrededor de 15C, así que traiga ropa abrigada.

Destino: Guatemala

Lauren Beaulieu - Canadá
23
noviembre 26, 2021

No es exactamente lo que esperaba, ¡pero fue una gran experiencia!

Me inscribí en un proyecto de agricultura pensando que sería más parecido a un pequeño proyecto agrícola, pero para mi sorpresa, este era un proyecto completamente diferente con un alcance más amplio. El proyecto en el que trabajé era una granja experimental donde teníamos pequeños agricultores que venían una o dos veces por semana para recibir capacitación. El objetivo principal de la capacitación era obtener mejores resultados con recursos limitados. Capacitaríamos a los agricultores sobre el manejo de invernaderos, el control responsable de pesticidas, el uso de fertilizantes, las tendencias del mercado local y los recursos educativos disponibles. Cuando no estaba en las sesiones de capacitación, estaba ayudando en los invernaderos, monitoreando ciertos cultivos o ayudando a traducir documentos de capacitación al español. Este no era exactamente el proyecto en el que me inscribí, pero al final terminé aprendiendo mucho y conocí a algunas personas geniales allí, incluida mi familia anfitriona, que fue genial. Mi coordinador Alex fue muy atento y siempre estaba pendiente de mí y de los demás voluntarios.

 

Destino: Guatemala

Miguel-Martínez Estados Unidos
27
octubre 20, 2021

Voluntariado en el jardín de infancia

Estoy muy feliz de haber trabajado en el Kindergarten en san ramon con los niños. Todos los días hacíamos juegos, enseñábamos a leer y también yo y las personas que trabajaban allí ayudábamos a cocinar para los niños. Mi familia era increíble y la comida también era buena. Ojalá hubiera habido más trabajo, pero estaba ocupado la mayor parte de los días.

Julia-Alemania
22
octubre 16, 2021

Estuve en Guatemala solo dos semanas, pero logré aprender mucho en la clínica de fisioterapia en Chaimaltengo, los terapeutas fueron muy pacientes y pude ayudar a tratar a bastantes pacientes. Hubo mucho trabajo mientras estuve allí. Me quedé en Antigua y tuve que viajar todos los días, aunque no fue un viaje muy largo, desearía que el proyecto hubiera estado un poco más cerca.

 

Destino: Guatemala

Meghan Baker-Estados Unidos
25
septiembre 12, 2021

¡Pura vida Costa Rica!

Ir a Costa Rica fue una idea brillante desde el principio. Siempre me ha apasionado la naturaleza, la conservación y la biodiversidad. El trabajo en la reserva era principalmente trabajo manual que incluía la limpieza de senderos, la plantación de arbustos y árboles y la orientación de algunos visitantes. Aparte de eso, también aprendí sobre varias especies en la reserva y monitoreé aves. Mi familia hos fue genial, hicieron todo lo posible para cocinar algunas comidas vegetarianas para mí (aunque no eran vegetarianos) y me llevaron de viaje de fin de semana.

Destino: Costa Rica

 

 

jack palmer
21
agosto 12, 2021

Premedicina en Costa Rica

Como recomendación de mi universidad, me aconsejaron que tomara una pasantía que contaría para los créditos durante pre-medicina. Estoy muy contento de haber decidido hacer esto en el extranjero, aprendí mucho y cómo se trata a los pacientes fuera de los EE. UU., mientras mejoraba mi español. Además de trabajar en la clínica, conocí a muchas personas excelentes que también eran voluntarias en Costa Rica y tuve la oportunidad de visitar algunos lugares increíbles como Manuel Antonio y Montverde. Si me dieran a elegir nuevamente, volvería a hacer esto en un santiamén.

 

Destino: Costa Rica

Lindsay Carter - Estados Unidos
21
agosto 10, 2021

¡Costa Rica! El pais mas lindo!

Durante mi estadía en Costa Rica, me quedé con una increíble familia anfitriona tica en la ciudad de San Ramón mientras trabajaba en un programa de empoderamiento de mujeres. San Ramón es una ciudad hermosa y animada y los otros voluntarios y yo estábamos muy contentos con nuestros proyectos y familias anfitrionas. Tanya, la coordinadora del programa, nos cuidó mucho y planeó reuniones y viajes con regularidad. Podrá aprender el español con bastante rapidez ya que siempre está rodeado de él, tanto en casa como en el trabajo. Además, tendrá la posibilidad de conocer realmente a la maravillosa gente de Costa Rica y ver los lugares más bonitos. ¡Solo puedo recomendar este programa a cualquiera! ¡Muchas gracias por todo! Tuve el mejor tiempo y quiero volver pronto.

Carla Lichtblau
18
abril 3, 2020

Mi tiempo en Costa Rica!

En general, el programa fue una experiencia increíble. La familia con la que me quedé era amable, encantadora y siempre estaba dispuesta a ayudarme. Realmente aprecié esto mucho. Desafortunadamente tuve que evacuar mi programa, debido al surgimiento de COVID-19 y el cambio inmediato de condiciones. No pude ingresar a mi proyecto, ya que solo estuve 5 semanas en Costa Rica antes de que estallara el COVID-19. Estas 5 semanas había visitado un curso de español. En general, la experiencia fue excepcional, aunque tuve que detener mi proyecto y regresar a Alemania.

Franka Schneider
18
abril 3, 2020

Magnífico

Costa Rica (¡especialmente la gente!) es realmente magnífica. San Ramón tiene todo lo que necesitas y está muy bien ubicado para viajar por el país. El coordinador es muy dulce, divertido (planeó muchas actividades) y realmente se tomó el tiempo para mí y para nosotros. Mi proyecto de voluntariado estuvo muy bien organizado y fue especial conocer a los otros voluntarios, con quienes todavía soy amigo. Vivir con la familia anfitriona fue auténtico y especial. Espero poder volver algún día. Estoy convencido, ¡no te arrepentirás de ir!

Jenna Moenninghoff
18
abril 3, 2020

¡Una experiencia fantástica!

Ser voluntario en el proyecto ambiental en Sololá fue una experiencia increíble. El trabajo en sí fue muy interesante: tienen una gran mentalidad para lo que quieren trabajar. Siempre que traiga iniciativa, hay algunas oportunidades realmente interesantes para ayudar. La estadía con la familia local fue una excelente manera de aprender sobre la vida local, sobre la cultura maya y practicar español. Mi familia fue muy complaciente, me hicieron sentir como en casa todo el tiempo allí. El programa en sí también fue de gran apoyo, se comunicaba conmigo regularmente y siempre me brindaba consejos útiles cuando era necesario (ya sea sobre el programa o sobre viajes en Guatemala en general). En general, una experiencia fantástica! Se comió mucha comida deliciosa y fue genial aprender sobre esto, también tratar de hacer tortillas (más difícil de lo que parece …) ¡Caldo de pata fue lo más interesante y auténtico para probar!

olivia
30
11 de marzo de 2020

Una de las mejores experiencias de mi Vida

La pasé muy bien en Costa Rica; Incluyendo el trabajo en mis dos proyectos y la vida en una familia costarricense, que me encantó.
Los voluntarios son parte de las familias y todas las familias de mis amigos que conocí eran demasiado lindas.
Mi familia me hizo especialmente como su hija o hermana y totalmente como una parte que me hizo sentir súper cómoda en esa familia y nunca olvidaré esa experiencia.
En mis dos proyectos (Un colegio y una guardería) me sentí muy bien también, porque toda la gente es demasiado amable y siempre fui un “vacilón” con ellos.
Estoy muy agradecida por todo lo que tuve en Costa Rica y por toda la gente que conocí.

greta jung
18
5 de marzo de 2020

Mi experiencia en Costa Rica

He pasado un mes en San Ramón, Costa Rica. Disfruté mi tiempo en el programa donde aprendí a cuidar de los demás y ser más independiente. Estaba en un jardín de infancia que ayuda a madres solteras y familias que tienen dificultades. También me encantó el país y la gente, que fue muy cálida y me hizo sentir como en casa. Me encantaría volver y conocer más lugares. Me gustó mucho la cultura y la alegría de la gente. Recomiendo encarecidamente hacer un programa como voluntario porque te ayuda a crecer como persona.

Daira López
19
febrero 7, 2020

Pasantía en Costa Rica

Acabo de terminar un programa de pasantía de seis meses en Costa Rica, me divertí mucho y adquirí mucho conocimiento en el idioma y en mi campo. Como chica musulmana, fui a Costa Rica con algo de miedo y vacilación debido a la cultura tan diferente, pero cuando llegué allí, la gente y el personal fueron muy acogedores y comprensivos con estas diferencias y ¡me sentí como en casa! ¡Animaría a cualquiera a ir por esto! ¡El idioma no fue una barrera porque la mayoría de las personas allí hablan y entienden inglés!

Seham Sulaimán
28
enero 23, 2020

¡Experiencia asombrosa!

Tuve una gran experiencia como voluntaria en Costa Rica. He conocido gente increíble y los dos coordinadores (Tania y David) del programa han sido increíbles. La familia anfitriona también ha sido perfecta. 

En cuanto al proyecto he estado trabajando con personas con discapacidad en la Universidad de San José, ayudándoles a potenciar sus habilidades de expresión oral. En comparación con experiencias de voluntariado anteriores (y a pesar de que este ha sido el período más corto, ¡solo 2 semanas!), este ha sido el tiempo en el que me he sentido más útil para las personas con las que he trabajado. Y también las mejores ONG/coordinadores locales (Experiencias de Aprendizaje Integrado – Voluntariado

En el extranjero) ¡Me he encontrado! Estar con la familia facilita también una experiencia más completa y compartir la misma lengua materna me ha permitido conectarme más con la gente local. Tuve la oportunidad de conocer a otros voluntarios, cocinar comida local, conocer otras familias anfitrionas, viajar por este hermoso país, etc. ¡Nada de que quejarse! .

Elena Sánchez
25
diciembre 22, 2019

¡Pura vida!

Vivir en Costa Rica fue una experiencia increíble. Estaba haciendo el proyecto sobre el empoderamiento de la mujer y fue un gran trabajo, con muchas cosas que aprender y lograr. Todos fueron muy acogedores y fueron muy amables. Mi familia fue genial y me divertí mucho con ellos, la habitación estuvo bien y la comida que me dieron también! Siempre están abiertos a hablar y atender tus necesidades, lo cual es genial cuando estás de viaje y extrañas tu tierra natal y tu familia. Costa Rica es un lugar realmente agradable para viajar y tiene vistas increíbles, gente maravillosa, comida, playas y animales. Me alegró mucho que pudieras encontrar fácilmente a alguien con quien viajar y la mayoría de la gente está abierta a ello.
Encantado de volver algún día de nuevo y muchas gracias!

laura catalina
23
noviembre 19, 2019

Costa Rica – ¡Una experiencia inolvidable!

Pasé casi cuatro meses en San Ramón, una gran ciudad en el centro de Costa Rica.

Mi experiencia en el extranjero comenzó con un curso de idiomas de dos semanas que me ayudó mucho a aprender sobre los detalles del español costarricense, a instalarme y a prepararme para el programa voluntario.

De hecho, tenía dos proyectos que disfruté mucho. El primer proyecto es un proyecto de empoderamiento de la mujer y es el lugar perfecto si quieres aportar tus propias ideas. Trabajé en la parte de marketing y administración, pero a pesar de ser un trabajo típico de oficina, fue genial apoyar a una ONG con los conocimientos que obtuve durante mis estudios. Además pude intercambiar mucho con todos los participantes, tuvimos grandes eventos y aprendí mucho sobre la vida en Costa Rica.

Mi segundo proyecto fue en el ayuntamiento, más específicamente en el desarrollo sostenible de la ciudad y aquí pude aprender mucho sobre los esfuerzos que está realizando Costa Rica para lograr sus objetivos de sostenibilidad. La mayor parte de mi trabajo consistió en apoyar talleres en escuelas primarias sobre reciclaje y fue muy interesante trabajar con los niños y enseñarles sobre este tema.

Pero mi experiencia no hubiera sido tan buena sin mi encantadora familia anfitriona. Me sentí como un miembro de la familia y realmente pude profundizar en la vida familiar costarricense. ¡Para mí es una parte muy importante del programa voluntario tener también esta experiencia!

Y para cerrar, siempre he recibido un gran apoyo de mi organización anfitriona en San Ramón. Me sentí bienvenido desde el primer día y también hicimos grandes viajes juntos. ¡No espere que todo funcione como en su país de origen! Estás en un país nuevo y diferente y, por lo tanto, las cosas funcionan de manera diferente. Simplemente tómate un tiempo, al principio, para acomodarte y observar cómo funciona todo. No te compares demasiado con tu país de origen y simplemente adáptate un poco al estilo de vida, ¡estoy seguro de que será una experiencia inolvidable!

nele gering
26
septiembre 20, 2019

Educación Voluntariado

Estoy tan feliz de haber hecho esto. Es una experiencia que nunca olvidaré. Gracias a todos por esto.

Estuve en una especie de proyecto educativo para apoyar a los niños que viven en zonas muy pobres y fue un placer ver lo felices que están los niños en este proyecto. Tuvo mucho trabajo, en la mañana trabajé con los más pequeños y fue tan genial. Y por la tarde jugaba con los mayores, por ejemplo, fútbol u otros deportes. Fue muy bueno jugar y ver a los niños felices. Para mí, fue la mejor decisión de mi vida y quiero hacer más en mi futuro. Además, tuve muy buenos coordinadores en mi programa que siempre me apoyaron. en general, fue un placer.

Y el voluntariado en general fue perfecto, con mis coordinadores y mis lecciones de español, fue tan bueno y realmente lo extrañaré.

Thassia L.
19
septiembre 19, 2019

Voluntariado en Educación y Aprendizaje de Español en Guatemala

Recomiendo encarecidamente Inlex/CA, especialmente si está considerando una combinación de aprendizaje de español / experiencia de voluntariado.

Desde mi llegada al aeropuerto de la ciudad de Guatemala hasta mi partida tres semanas después, me cuidaron muy bien. Nunca me preocupé acerca de cómo llegar a ningún lado, cómo hacer cualquier cosa o cualquier otro aspecto de mi estadía, porque el personal de Inlex/CA me ayudó con todos los detalles logísticos y eventualidades posibles. El soporte es insuperable.

Una de las principales razones por las que elegí Inlex/CA para mi experiencia fue porque quería aprender español y ciertamente no me decepcionó. Durante mis tres semanas, realmente tuve una auténtica experiencia de inmersión. Con el apoyo del personal de Inlex/CA, mi increíble familia anfitriona, un increíble profesor de español personalizado (un total de 60 horas) y el personal del proyecto, mi español pasó de principiante a avanzado en solo tres semanas. .

El aspecto de voluntariado del programa también fue gratificante. Pude enseñar inglés a un pequeño grupo de estudiantes de primaria (de 5 a 8 años) ya otro grupo de estudiantes de tercer año (de 9 a 12 años) en el proyecto de Santo Tomás. El director y el personal de este proyecto especial también me brindaron un gran apoyo, y los niños, aunque enérgicos y con una amplia variedad de necesidades de aprendizaje, respondieron y apreciaron el tiempo que pasé con ellos.

El lugar (Santa Lucía, Santo Tomás y Antigua, el destino turístico / punto de partida de #1 en Guatemala) era lo suficientemente pequeño como para presentar una imagen auténtica de la vida cotidiana en Guatemala, pero también brindaba acceso cercano a muchos viajes populares por todo el país. todo el país.

Inlex/CA realmente me dio la experiencia que estaba buscando; atendió efectivamente a ambos aspectos (voluntariado y aprendizaje de español) de mis “vacaciones” de tres semanas.

Escalar el Volcán Pacaya fue absolutamente increíble. Es una visita obligada si visitas esta parte de Guatemala.

Wes Delve
40
septiembre 6, 2019

¡Voluntariado Médico en Perú!

Tuve la suerte de ser voluntario en una clínica local en Perú. Tenía mucho miedo de entrar en esto, porque nunca había viajado fuera del país por mi cuenta. Estoy muy contento de haber completado este viaje y me siento como una persona más fuerte saliendo de él. Mi tiempo aquí no solo me ha confirmado que estoy en el camino correcto, sino que me ha enseñado mucho sobre el tipo de médico que espero ser. Aprendí a empatizar con los pacientes cuando les das malas noticias y a celebrar cuando les das buenas noticias. Una cosa de la que me di cuenta es lo agotador que es para tu salud mental estar con pacientes enfermos todo el tiempo, pero los médicos constantemente me daban consejos y me ayudaban en algunas de mis primeras veces con pacientes. La clínica me abrió sus puertas, permitiéndome aprender y prosperar más de lo que podría haber imaginado. Desde ayudar en cirugías hasta perfeccionar mi español, ningún libro de texto o conferencia podrá enseñarme cosas que aprendí de primera mano en Perú. Esta experiencia me ha enseñado a arriesgarme y probar cosas nuevas; encontrar mi propio camino. Tengo muchas ganas de tomar todo lo que he aprendido y ponerlo en práctica, tanto en mi vida personal como profesional.

andrea v.
23
agosto 25, 2019

Mi experiencia en Guatemala

Mi experiencia en Guatemala fue excepcional; Aprendí sobre la cultura, el idioma y las increíbles personas que viven aquí. A lo largo de mi viaje, enfrenté varios obstáculos que mejoraron mi capacidad para adaptarme, resolver problemas y ser paciente. Con el apoyo de Alex, mi coordinador de voluntarios, mi familia anfitriona y el sistema escolar, pude enfrentar estos desafíos y seguir progresando como estudiante. Siento que saliendo de aquí habré ganado tanto. El viaje fue muy divertido y extrañaré mucho a todos mis nuevos amigos, especialmente a los niños pequeños que pude conocer. Creo que me enseñaron tanto como yo les enseñé y eso es algo que guardaré para siempre. En última instancia, este viaje fue una experiencia de aprendizaje extraordinaria y una oportunidad por la que estoy agradecido de poder asistir.

ashleigh buhardilla
20
agosto 16, 2019

Aventura en Costa Rica

Fue una experiencia única. La gente aquí es increíblemente agradable, son realmente serviciales y amigables.

¡Me sentí como en casa en la familia donde me hospedaba y la comida allí fue increíble!

El programa siempre estuvo pendiente de ti y te ofrecieron algunas actividades para que conocieras a todos los voluntarios.

Costa Rica es un lugar realmente seguro para viajar incluso si vas solo y si necesitas algo, los lugareños siempre están dispuestos a ayudarte.

El trabajo voluntario es muy gratificante. Aprendes mucho de los profesionales y sientes que el trabajo que haces realmente importa.

Es una oportunidad increíble para abrazar otra cultura y vivirla con los lugareños. Genial para aprender y tener la oportunidad de crecer tanto a nivel laboral como personal. Poder viajar solo y descubrirte a ti mismo es una de las mejores cosas de este voluntariado.

En general, fue una experiencia increíble y recomendaría totalmente este programa.

Tura Ventola
20
agosto 16, 2019

Enseñanza en Costa Rica

Vine a Costa Rica para practicar hablar español a través de la inmersión, mejorar mis habilidades de enseñanza, experimentar una nueva cultura y divertirme. Definitivamente he cumplido mis cuatro objetivos.

Trabajo como maestra y la mayoría de mis alumnos son de familias hispanohablantes. Enseñar en español con un nuevo grupo de estudiantes me ayudó a mejorar mi español y mis habilidades de enseñanza, todo a la vez.

Aprecio de INLEXCA que la inmersión lingüística es importante, ya que ayuda a ser más partícipe de la vida aquí. La comunicación en el sitio de voluntariado, dentro de la familia anfitriona y en cualquier lugar al que uno desee viajar se ve facilitada en gran medida por saber español. INLEXCA se esfuerza por conectar a los voluntarios con sitios que puedan utilizar sus habilidades. Es en beneficio de todos que esto se haga y crea una experiencia más significativa para todos.

¡Estoy muy contento con INLEXCA y espero completar más programas en el futuro!

liam whitney
38
agosto 2, 2019

Estación de Construcción e Investigación

Este fue un proyecto increíble que amaba todos los días. Todos los trabajadores fueron amables y me hicieron reír. Fueron una gran compañía y siempre estamos haciendo bromas. El trabajo fue bueno, sin embargo, hubo momentos en los que estábamos sentados y esperando que alguien nos dijera qué hacer. De los dos proyectos, la construcción fue mi favorito porque había otras personas en mi posición a diferencia de la investigación donde solo estábamos yo y los dos guías. Sin embargo, sé que esto no es por el personal. Sin embargo, en la construcción, en mi segunda semana éramos cuatro, lo que sentí que era demasiado para ese proyecto al mismo tiempo. El problema con la estación de investigación era que no sabía qué hacer cuando los Guías no estaban allí. Me dejarían hacer mi propia investigación si tuviera algo, pero no lo hice, así que solo tendría que sentarme allí y esperar.

Matty espera
21
agosto 1, 2019

Educación en Guatemala

Tuve una experiencia increíble con este programa. Para empezar, el personal siempre estuvo disponible y ofreció asesoramiento y asistencia cada semana. También me colocaron en una casa de familia que no solo me ayudó a experimentar la cultura guatemalteca, sino que también me sumergió por completo en el idioma español para que pudiera mejorar enormemente durante mi tiempo en el extranjero. En segundo lugar, mi pasantía, que consistía en enseñar inglés en una escuela a niños de 5 a 18 años, me permitió tanto enseñar a los estudiantes como aprender de ellos. Pude enseñar a los estudiantes y aprender nuevos métodos que podría utilizar en mis propias clases en los Estados Unidos, y aprendí sobre los estudiantes y su cultura a través de la enseñanza. Recomiendo encarecidamente este programa a cualquiera que esté buscando ampliar sus horizontes experimentando la enseñanza en otra cultura porque fue una experiencia inolvidable y valiosa.

Maile Okamoto
28
julio 25, 2019

pasantía médica

Durante mi tiempo en la pasantía, obtuve mucha información valiosa que de otro modo no habría tenido la oportunidad de adquirir. ¡Definitivamente vale la pena y lo recomendaría a otros que puedan estar pensando en hacer este programa! Cesar, Reyna y toda su familia me recibieron con los brazos abiertos. Cocinaron comidas increíbles, jugaron con toda la familia después del almuerzo y se aseguraron de que no tuviera preocupaciones ni preocupaciones. Estaba a solo unos 20 minutos caminando del Centro de Salud, que es donde se realizó la pasantía, y me sentí muy seguro tanto en mi camino al trabajo como de regreso a casa desde el Centro. Me involucré en el gimnasio local y realmente disfruté el ambiente de Patzun. Después de mis cuatro semanas allí, realmente comencé a sentirme como en casa. ¡Espero poder volver en un futuro próximo!

Erika Evans
22
julio 12, 2019

un poco de todo

Inicialmente, mi programa estaba programado para 4 semanas en el proyecto ambiental y dos semanas de curso de español. El tiempo que pasé allí fue extremadamente gratificante porque me dieron la libertad de modificar mi trabajo para hacerlo. Por ejemplo: construí un nuevo estanque, realicé una investigación, revisé las imágenes de las cámaras de los senderos y obtuve el conocimiento de los guías. Estas cosas fueron restringidas específicamente para mí. ¡Las clases de español también fueron fantásticas con un profesor excepcionalmente bueno! ¡Gracias Tania!

jefferson
32
julio 6, 2019

Guatemala hermosa y amistosa

Hice una pasantía en un pequeño pueblo guatemalteco durante cinco semanas enseñando inglés en una escuela privada. Durante mi pasantía, desarrollé mis habilidades para comunicar información y construir relaciones con otros en un idioma diferente, escuchar activamente a los demás, reflexionar sobre mi perspectiva y privilegio, y adaptarme a nuevos entornos y circunstancias.

También tomé cinco semanas de clases de español. Hacerlo mejoró mucho mi enseñanza porque necesitaba enseñar inglés a los estudiantes en su idioma. Además, mejoró mi capacidad para conectarme con otros, hacerles preguntas y comprender sus respuestas. Recomiendo encarecidamente que los pasantes tomen varias semanas de lecciones en el país. Poder comunicarme con mi familia anfitriona y los estudiantes de la escuela mejoró mi experiencia exponencialmente.

A veces, mis días eran muy largos entre mi pasantía, las lecciones de español y la preparación para las clases del día siguiente, pero siento que valió la pena. También animo encarecidamente a los voluntarios a aprovechar al máximo su tiempo en el país. Estar inmerso en una nueva cultura puede ser desorientador y puede ser fácil caer en pensamientos negativos y quedarse en tu habitación todo el día. Pero, en mi experiencia, tendrá una experiencia inolvidable si hace todo lo posible por mantenerse positivo, flexible y aprender tanto como pueda.

Además, el equipo de apoyo de INLEXCA en el país fue muy amable, servicial y comprensivo. Siempre me sentí cómodo haciéndoles preguntas o consejos. ¡Realmente se preocupan por sus internos!

También hay muchas oportunidades de turismo en Guatemala. ¡Recomiendo visitar la ciudad de Antigua, el lago de Atitlán y las pirámides mayas de Tikal!

En general, mi viaje me desarrolló de innumerables maneras. Ahora me siento más confiado, experimentado y tengo un impulso para afectar positivamente la vida de los demás.

Aarón Cortinas
21
julio 5, 2019

Voluntariado en Perú

Primero como voluntaria y tuve la oportunidad de conocer a unos niños increíbles, cada día aprendí muchas cosas más de las personas que ayudaron allí y los niños, que tienen una disciplina increíble en todo momento, son muy aplicados y amables.

Este hogar ofrece mucho amor, motivo de más para dejar allí toda mi ayuda.

 

Entre aventuras, apoyando en las tareas y conociendo a cada una de estas personas, logré fortalecer mi confianza en el trabajo social. También tuve la oportunidad de viajar por primera vez a Perú y explorar lo hermoso que es Cuzco, su cultura y tradiciones.

Pasear por las calles de Oropesa con los niños fue toda una experiencia, me contaron sus días de colegio y la forma en que pudieron ayudar fue inigualable.

diana v
26
junio 21, 2019

Una fantástica experiencia de aprendizaje.

¡Esta experiencia superó mis expectativas! Vine con el objetivo de ayudar a otros con su inglés y mejorar mi español y siento que he hecho ambas cosas. ¡Aprender algunas palabras guatemaltecas con los estudiantes de mi escuela y enseñarles algo de jerga irlandesa fue muy divertido!

¡Los fines de semana tenía mucho tiempo libre para viajar, ir a diferentes partes de Guatemala e incluso visitar otros países! El programa está bien organizado en el sentido de que le brinda mucho trabajo gratificante, pero también mucho tiempo para relajarse y hacer sus propias cosas.

Estar ubicado cerca de la ciudad de Antigua (a solo 20-30 minutos) fue fantástico. ¡No te puedes aburrir de ese lugar! Hay mucho que hacer allí, y puedes reservar viajes fácilmente desde las agencias de viajes allí.

El personal de la organización Inlexca es increíblemente servicial. ¡Las puertas de su oficina siempre están abiertas y están dispuestos a ayudar de cualquier manera! Recomendaría 100% esta experiencia de aprendizaje a otros.

andres madera
21
14 de junio de 2019

Programa de voluntariado de conservación en Costa Rica

El programa es muy interesante para la gente interesada en la naturaleza y el trabajo físico.

El trabajo normalmente es muy diverso, aunque podría volverse repetitivo para los voluntarios que trabajan en el Proyecto, por ejemplo. 6 meses.

Los guías y empleados del proyecto son todos muy amables y dispuestos a ayudar.

viejo fabián
19
13 de junio de 2019

10 semanas en un proyecto de vida salvaje en Costa Rica

Pasé 10 excelentes semanas en Costa Rica para trabajar en un proyecto de vida silvestre con tortugas marinas. El proyecto estaba ubicado en un lugar muy hermoso en Guanacaste, en el norte de Costa Rica.

Cuando llegué al primer día, me sentí un poco perdido porque no hablaba muy bien el español y el proyecto estaba alejado de las ciudades más grandes y no tenía wifi. Pero la gente era muy amable y después de unos días parecía que éramos una gran familia. Eso fue algo que disfruté mucho, al igual que las hermosas playas y el trabajo con las tortugas. Tuve la posibilidad de aprender muchas cosas sobre la conservación y la naturaleza de Costa Rica. El trabajo me mostró lo importante que es proteger el medio ambiente y lo interesante que es la biología.

En general, pasé un tiempo inolvidable en Costa Rica y tuve muchas experiencias nuevas e interesantes. En realidad fue mucho más de lo que esperaba y definitivamente recomiendo este proyecto.

Anouk K.
18
mayo 22, 2019

Mi experiencia en Costa Rica

Mi nombre es Louisa y fui voluntaria en Costa Rica durante 6 meses. Solicité el programa de Vida Silvestre porque quería hacer algo que fuera único en Costa Rica y que no pudiera experimentar en Alemania. También me gustan los animales y disfruto estar en la naturaleza, así que esta fue mi decisión. Estaba muy emocionado de que mi proyecto sería similar y cuando me llegó la información y los detalles de mi proyecto, no podía esperar para comenzar.

Mi proyecto estaba en una reserva natural en la ciudad de La Fortuna, que es un pequeño y lindo pueblo al lado del volcán Arenal. Allí viví en dos familias anfitrionas. 

Estuve en mi proyecto junto con otro voluntario. El parque no es tan grande pero es realmente hermoso y tienen muchas especies de animales (cocodrilos, mariposas, ranas, serpientes, caimanes, tortugas). Como turista puedes reservar un tour de día donde te muestran la parte de la exhibición, o un tour de noche, donde recorres los senderos y buscas animales salvajes. ¡Y hay tantos! Nuestro trabajo principal como voluntarios era ayudar a la reserva como guías turísticos para los visitantes. Lo bueno de eso fue que pudimos hacer los recorridos en inglés, español y alemán. Lo que también me gustó mucho fue que llegas a conocer a tanta gente diferente y encantadora. Y también toda la información que teníamos que aprender antes, no la olvidaremos tan pronto, lo cual también es increíble; aprendiendo mucho sobre los diferentes animales. También teníamos que ayudar al jardinero en sus tareas. Casi todos los días teníamos que limpiar los senderos, la recepción y los servicios. Al final pudimos ayudar a atender a los turistas en la recepción. A veces ayudábamos a limpiar la jaula de las mariposas, y una vez unos turistas dejaron abiertas las puertas de la jaula y tuvimos que volver a atrapar todas las mariposas. También encontramos muchos animales salvajes en el desierto, principalmente serpientes y ranas, y un bebé perezoso.

En general, este proyecto fue una buena experiencia con momentos increíbles. Nunca antes había alimentado a un bebé perezoso y probablemente nunca lo vuelva a hacer. Pero esos momentos fueron pequeños momentos que no pudieron compensar el resto...

Mi segundo proyecto entonces fue en un jardín de infantes en San Ramón. Y realmente me encantó trabajar allí. Así que al final todo me salió muy bien. Como ya dije, aunque no todo salga como esperas y deseas, siempre puedes tomar tus propias decisiones y crear tu propia experiencia única. ¡Y el mío fue realmente genial, que nunca olvidaré!

luisa k
19
abril 18, 2019

Mi tiempo en Costa Rica

Aunque solo realicé mi práctica durante dos semanas, ¡siento que he aprendido muchas cosas en ese tiempo! He descubierto un entorno completamente diferente a los que estoy acostumbrado y he podido comprender la importancia de conservar ese entorno. Ha sido asombroso ver animales que nunca vería en Inglaterra, ¡y también ver muchos lugares diferentes! No solo he hecho la colocación en el proyecto ambiental, sino que también he tenido la oportunidad de viajar tanto como pude en dos semanas, a lugares hermosos como Puntarenas, La Fortuna y La Isla Tortuga. Además de esto, he conocido a algunas personas muy agradables con las que espero seguir en contacto, ¡y creo que mi español ha mejorado mucho! Definitivamente recomendaría quedarse con una familia anfitriona, ya que son muy amables y generosos, ¡y me entristecerá irme! Considerándolo todo, venir a Costa Rica ha sido una gran experiencia, ¡y me encantaría volver algún día! Además, no tengas miedo de venir solo, porque el país es muy seguro y te quedas con la familia anfitriona, por lo que no es como si tuvieras que quedarte solo en cualquier lugar.

abbie s
21
abril 12, 2019

Guardería en Zaragoza, Guatemala – Hermoso lugar, niños y personal

La pasé increíble en la guardería para niños de 0 a 6 años en una comunidad. En mi primer día, todos me recibieron con mucho cariño. Aunque obviamente estaba nervioso, me sentí muy bien desde el principio. Todos estaban interesados en saber de dónde vengo y por qué quiero pasar 10 semanas aquí.

Al principio, obviamente, fue un poco difícil. Principalmente por la comunicación, porque mi español todavía no era tan bueno y no tenía tanta confianza para hablar libremente. Aún así, todas las mujeres del personal me apoyaron mucho.

Después de unas dos semanas realmente me metí en esto y finalmente pude comenzar a disfrutar mi tiempo con los niños. Por supuesto, a veces también es necesario imponer consecuencias debido al mal comportamiento de los niños, pero todo eso se mantuvo dentro de los límites.

Lo que más disfruté fue que también pude compartir las comidas más tradicionales y muy nutritivas con los niños y el personal. También llegué a saber cómo funciona todo, por ejemplo con el dinero para la comida y demás.

El proyecto me ayudó mucho a mejorar mis habilidades en español y también mis habilidades sociales. Nunca antes había tenido contacto con tantos niños (30 en total) tan jóvenes. Me ayudó a crecer mucho y me enseñó a ser mucho más paciente.

Ahora que mi tiempo en la guardería ha terminado, estoy muy triste. Extrañaré mucho a los niños y al personal. Tuvieron una gran fiesta de despedida para mí en mi último día y realmente me mostraron cuán grande fue el impacto que tuve en los niños y sus vidas.

danja schroeter
18
marzo 29, 2019

Guatemala, un lugar de hermosos lugares y hermosas personas

Tuve la oportunidad de disfrutar este programa por 3 meses. Durante este tiempo visite distintas aldeas y comunidades en las que se encontraron grupos de mujeres con intenciones de capacitarse en distintos oficios como repostería, tejido, etc. Lo que estas mujeres muchas veces no contemplaban, era la posibilidad de sacar mayor provecho de todos estos aprendizajes y así poder cubrir sus grandes necesidades económicas.

Con la ayuda del programa pudimos mostrarles que tenían al alcance de su mano la posibilidad de emprender un negocio propio y así obtener sus propios ingresos.

Las mujeres fueron siempre muy agradables y abiertas a todos recibir los consejos que uno puede darle. Y lo más importante, es que en cada momento y en cada aldea visitada, me hicieron sentir como en mi propio hogar. También te enseñan que la gente que menos tiene, es la que más está dispuesta a dar. Uno aprende demasiado de todos ellos..

Por último, vivir en la casa de una familia local fue excelente! Uno se siente parte de este país desde el primer día y termina amando sus costumbres, su comida, TODO! Uno termina teniendo una nueva familia a muchos kilómetros de su hogar y esto nunca se olvida.

Espero poder sumarme a algún otro programa porque es una experiencia increíble que uno no quiere terminar!

martina conte
30
marzo 29, 2019

Mis experiencias en Costa Rica

Mi experiencia fue increíble y también muy buena para conocerme mejor porque tuve la posibilidad de conocer una cultura completamente diferente y adaptarme. Además de eso, me divertía con mis programas y eran muy interesantes. Aprendí mucho ayudando en la escuela, que ha sido mi primer programa y todos fueron muy amables y serviciales allí, por lo que los extrañaré mucho. Fue tan hermoso poder ayudar y enseñar un poco a los niños y me divertí mucho. Además, me encantó estar en el jardín de infancia e hice muchas experiencias con bebés, niños más pequeños y también niños que ya van a la escuela. Por supuesto, también conocí mucho del país viajando los fines de semana y viviendo en una familia anfitriona y esto fue increíble.

Annika
20
febrero 23, 2019

Costa Rica Intensivo

3 meses viví en Costa Rica, 2 meses y medio de este tiempo trabajé como voluntario en un proyecto de bienestar en San Ramón, un lindo pueblo con un clima agradable al noroeste de San José. En primer lugar, puedo decir que la estadía fue una experiencia extraordinaria y maravillosa para mí.

El apoyo antes del viaje por parte de mi organización anfitriona y en Costa Rica por parte de INLEXCA me pareció muy agradable y solidario. Tanya, nuestra cuidadora, cuidó con amor y ayudó cuando fue necesario. ¡Incluso me ayudó cuando estaba buscando regalos de Navidad para mi familia anfitriona!

Los jóvenes voluntarios en el sitio fueron muy amables, varias veces trataron de involucrarme. Realmente aprecié eso. Especialmente el contacto con el joven voluntario de mi familia fue extraordinariamente positivo para mí. Sin embargo, hubiera sido bueno que entre los voluntarios hubiera alguien de mi edad. Los fines de semana tienes tiempo para hacer excursiones. Y la idea de lo que quieres hacer difiere un poco dependiendo de si tienes 20 o 60 años.

Finalmente, puedo decir que este “experimento” ha sido completamente exitoso. No quiero perderme las experiencias que hice. También para la gente de mi edad, un conocimiento tan intenso de un país extranjero es infinitamente enriquecedor.

Sabine Schledde
64
febrero 8, 2019

Enseñar en Guatemala – ¡Una experiencia transformadora!

Mi mejor recuerdo fue la fiesta sorpresa que hicieron mis alumnos en mi último día del programa. Mi recuerdo más hermoso fue cuando vi salir la luna llena roja como la sangre en el Mirador de San Lucas Milpas Altas.

Estaba en un programa que implicaba enseñar inglés y matemáticas junto a un profesor guatemalteco. Tenía mi base en un pequeño pueblo en las montañas y vivía con una familia encantadora que, desde el primer día, me hizo sentir parte de la familia.

Nos llevábamos tan bien que a menudo salíamos juntos los fines de semana. Algunos fines de semana me reunía con otros voluntarios; fuimos a visitar Antigua, Ciudad de Guatemala (¡ve con un local!), así como los pueblos que se encuentran alrededor del lago de Atitlán, al que se llega en barco.

INLEXCA coordinó mi estadía: hicieron todo, desde ayudarme a organizarme antes de la partida, hasta encontrar la escuela y la familia anfitriona. Al llegar me dieron una inducción completa – la ventaja de ir con una organización es que alguien está ahí para apoyarte y aconsejarte.

Consejo para los futuros voluntarios de Guatemala: Lleve consigo un suministro decente de desinfectante para manos, papel higiénico, servilletas, toallitas húmedas y, si puede, más de una tarjeta de débito/crédito. Donde me quedé, el agua corriente sería un poco intermitente, y aunque no es sorprendentemente glamorosa, ¡esas duchas estilo campamento con toallitas húmedas son una bendición! Esto depende de la región, obviamente.

Finalmente: ¡Absolutamente ve a Guatemala! Es un lugar increíblemente colorido, no solo por la ropa y los edificios, sino que tiene de todo, desde volcanes hasta selvas, pirámides mayas, etc. Te va a encantar.

Todo sobre el programa estuvo a la altura de mis expectativas.

david jorgensen
35
enero 15, 2019

Ojalá pudiera hacer este programa otra vez

Trabajo con Go Overseas y tuve la oportunidad de participar en un proyecto de voluntariado de INLEXCA en Costa Rica el mes pasado. ¡No puedo hablar mejor de mi experiencia! Recomiendo encarecidamente esta organización a cualquiera que esté buscando ser voluntario en el extranjero en América Central.

INLEXCA estuvo muy bien organizado de principio a fin. Me conectaron con mi coordinadora de proyecto (Tanya) antes de la partida y me sentí totalmente apoyada antes de salir de los Estados Unidos. Al llegar a Costa Rica, Tanya y Carlos (cofundador de INLEXCA) estuvieron en mi puerta justo a tiempo con una gran sonrisa en sus rostros. Vine a Costa Rica sabiendo poco o nada de español, ¡así que la recogida suave fue extremadamente reconfortante!

Me impresionó que Tanya y Carlos hicieran un esfuerzo adicional para dejar personalmente a cada voluntario en su casa de familia y pasar tiempo en la casa mientras los voluntarios (incluido yo mismo) se ajustaban. Tanya incluso tenía el contacto de cada voluntario en Whatsapp y permaneció conectada durante mi estadía. ¡Ya extraño sus chequeos diarios!

Mi familia anfitriona fue más de lo que podría haber pedido. Pasé la semana con la pareja más amable y cariñosa y su familia. Si bien ellos no hablaban inglés y yo apenas hablaba español, encontramos formas de comunicarnos a través de la comida y el baile. Todas las noches volvía a casa de mi proyecto y mi familia anfitriona me daba comida increíble, ponía música y disfrutábamos de la compañía del otro. Estaba muy claro que me veían como parte de la familia. Todas mis comidas eran caseras (¡me sentía tan malcriada!) y descubrí que necesitaba aprender a decir “gracias, estoy lleno” muy rápido.

El proyecto en sí también fue genial. Elegí un proyecto de cuidado de niños en San Ramón, en Guardería Creciendo con Amor. Pasé mis días ocupados jugando con niños desde la infancia hasta los 12 años. Incluso después de solo una semana, sentí que podía brindar asistencia concreta a los maestros y formar conexiones sólidas con los niños. Eran animados, dulces y ansiosos por aprender. Es increíble cuánto cuidado pone el personal de Guarderia Creciendo con Amor en su trabajo y estoy orgulloso de haber sido parte del impacto que estas experiencias tendrán en los niños.

Una cosa que diré es que hay una gran cantidad de tiempo libre cuando no estás trabajando en tu proyecto de voluntariado, ¡y depende de los voluntarios aprovecharlo al máximo! Carlos y Tanya nos brindaron todos los medios que necesitábamos para aprovechar al máximo nuestra estadía y alentar a los voluntarios a reunirse y salir de la casa. Muchas de mis noches las pasé en un café o restaurante después de mi proyecto conociendo a mi compañero voluntario, lo que realmente hizo que mi experiencia fuera la más memorable. Estoy agradecido por las fuertes conexiones que pude hacer en tan poco tiempo.

Una vez más, no puedo recomendar este programa lo suficiente. Si habla español con experiencia o no sabe nada de español, INLEXCA tendrá un proyecto adecuado para usted. ¡Aproveche el increíble apoyo y orientación del personal y tenga un gran impacto en la comunidad!

Michaela M.
28
noviembre 26, 2018

Micro finanzas y lecciones de español en Guatemala

En general, disfruté mucho mi tiempo en Guatemala. Comencé con 2 semanas de clases de español que fueron de gran ayuda en mis viajes, aquí también conocí al equipo de INLEXCA, quienes fueron muy amables y acogedores y me ofrecieron muchos consejos sobre qué hacer en el tiempo libre y los fines de semana. Sin embargo, la parte de las microfinanzas fue buena, ya que solo estuve allí durante un mes, comprensiblemente, no había mucho en lo que pudiera ayudar. Todavía me resultaba muy interesante visitar clientes y conocer el mundo de las microfinanzas guatemaltecas. Además, todo el personal de la Cooperativa hizo todo lo posible para que me sintiera bienvenido y fue un placer trabajar en toda la oficina. Las familias anfitrionas con las que me alojé eran hogares guatemaltecos bastante típicos, ambos muy agradables y serviciales en mi transición. También aprendí mucho sobre su cultura al pasar tiempo con ellos, una cultura muy diferente a la inglesa. Recomendaría el programa especialmente si eres capaz de trabajar durante varios meses, el personal de ambas organizaciones; el proyecto e INLEXCA sin duda jugaron un papel en cuánto disfruté mi tiempo en Guatemala.

Guillermo R.
21
agosto 19, 2018

Gran experiencia

Tuve una experiencia increíble con mi familia anfitriona y con mi programa de voluntariado. La coordinadora Tanya es increíble, siempre está ahí cuando la necesitas. Trabajé en una iglesia con varios niños, aunque la iglesia necesitaba un poco más de organización y distribución de trabajo para todos los voluntarios. En general, una experiencia increíble y definitivamente lo haría de nuevo. Los niños tuvieron un gran impacto en mí y fue increíble poder ayudarlos también. Esta experiencia realmente me ayudó a comprender el estilo de vida y la cultura en Costa Rica.

marii
21
agosto 15, 2018

Mi experiencia en Guatemala

Siento que he ganado una gran conexión con Guatemala. Aunque vine a Guatemala como voluntario y el proyecto y el programa fueron increíbles, fue solo una parte de mi experiencia. No me siento como si hubiera visitado Guatemala, me siento como si hubiera vivido en Guatemala. Ahora tengo una familia aquí cuyas puertas están abiertas para mí en cualquier momento. Creo que ahora puedo llamar a Guatemala mi hogar y sentir un poco de emoción si escucho a alguien mencionar el país, similar a cuando escuchas a alguien mencionar tu país de origen mientras estás en el extranjero. Esta experiencia definitivamente me abrió los ojos y me di cuenta de que las personas realmente son todas iguales, a pesar de haber crecido a miles de kilómetros de distancia; no somos extraños el uno para el otro. Recomendaría ser voluntario en un país porque realmente llegas a conocer el país en lugar de simplemente marcar un lugar en un mapa.

Apolonia Radomska
20
agosto 15, 2018

Dos semanas increíbles en El Novillero

Durante dos semanas tuve la suerte de tener la oportunidad de visitar el pueblo de Novillero en Guatemala y ser voluntaria en el proyecto “Reserva Natural”. Mi hermana se encuentra actualmente en Guatemala con el programa por segunda vez, entonces mi viaje fue organizado a través de ella y como solo podía venir por dos semanas no tenía orientación ni el curso de español. ¡Inlexca hizo posible que me quedara con ella y su familia anfitriona, lo que me permitió comunicarme y tener una experiencia increíble a pesar de que apenas hablaba español! Todas las personas que conocí en Guatemala, ya fueran locales, otros voluntarios o miembros del programa, fueron increíblemente acogedores y complacientes e hicieron muchos esfuerzos para que me sintiera cómoda.

En el parque ayudamos principalmente al personal en la apertura de una nueva cafetería y tienda de snacks pintando su exterior e interior. Otras tareas incluían limpiar el bosque y trabajar en un vivero o invernadero de árboles. El ambiente entre los trabajadores y voluntarios era casi familiar. Como consejo, alentaría a los futuros voluntarios, sin importar cuánto tiempo se queden o la barrera del idioma, a que hagan todo lo posible para comunicarse con todos y realmente convertirse en parte de cualquier proyecto en el que estén trabajando.

Hacer este viaje mientras todavía estaba en la escuela secundaria fue una excelente manera de prepararme para mi futuro año sabático. Ahora tengo un conocimiento mucho mayor de qué esperar de un programa de voluntariado y de vivir con una familia anfitriona, ¡y tengo muchas ganas de hacer muchos más viajes como estos en el futuro!

Debido a que solo vine por dos semanas, lamentablemente no quise participar en la orientación o el curso de español que brinda el programa para recibir y preparar a los voluntarios. “Estoy sumamente agradecida” con INLEXCA por organizar mi viaje con mi hermana y permitirme venir por tan poco tiempo y de una manera poco convencional.

Toya Hoeher
17
julio 29, 2018

Programa de Educación y Medio Ambiente en Guatemala

Ciudad realmente agradable con excelentes conexiones de transporte a Antigua y ciudades vecinas. Definitivamente me sentí muy seguro durante la totalidad de mi estadía. En cuanto al proyecto, disfruté mucho trabajar con los niños, especialmente aquellos que estaban tan ansiosos por aprender inglés, y agradecí que eligiera trabajar en otro proyecto. De los dos proyectos, diría que preferí el segundo porque estaba trabajando con un grupo más pequeño de niños y tenía más responsabilidad en enseñarles. En general, definitivamente recomendaría el proyecto, pero también recomendaría a los futuros voluntarios que tomen la iniciativa y se involucren para aprovecharlo al máximo. Finalmente, quiero agradecer a mi increíble familia anfitriona por hacerme sentir como en casa al otro lado del mundo. 🙂

Anna RainbirdChill
20
julio 29, 2018

Proyecto Educativo INLEX/CA – Santo Tomas, Guatemala

Mi tiempo en Guatemala ha sido increíble. Me encantó trabajar con niños en el proyecto de educación. Formé tantas conexiones nuevas y estoy muy triste de irme, ¡pero volveré pronto! Todos, desde los estudiantes, los maestros, mi familia anfitriona e INLEXCA, han hecho todo lo posible para que me sienta como en casa. Este programa realmente consolidó mis planes de ingresar al trabajo social en un entorno escolar. Siento que este programa me ha dado la oportunidad de mucho crecimiento tanto profesional como personal. Mis momentos favoritos durante todo el mes han sido ver a los niños hacer cosas por su cuenta. Me encantó verlos pasar de no entender matemáticas o tener miedo de nuevas experiencias a solo pedirme que revisara su tarea de matemáticas y verlos tener la confianza para al menos intentar algo por su cuenta. Me encantó poder sumergirme y sentirme como en casa en la cultura de otro país. ¡¡Una experiencia absolutamente increíble!!

Ana Méndez
24
julio 27, 2018

Mi tiempo en Guatemala con INLEXCA

Pasé siete semanas en Guatemala con INLEXCA, una organización que brinda oportunidades a los voluntarios en Centroamérica. Las primeras dos semanas las pasé con clases de español, ya que quería practicar y mejorar un poco mi español. Luego pasé cinco semanas en un parque ecológico y Reserva Natural, donde ayudé con muchos proyectos diferentes, desde reforestación y trabajo de vivero hasta pintar una tienda y un café. No tengo quejas de cómo fueron las cosas durante mi estadía aquí en Guatemala. En las dos familias anfitrionas en las que estuve, las cosas parecían ir muy bien y pude conectarme y llevarme bien con todos los miembros de las familias. En el sitio del proyecto voluntario, los trabajadores del parque nos recibieron con los brazos abiertos y nos ayudaron a integrarnos con el parque y encontrar trabajo para hacer. El programa funcionó muy bien y sin problemas, ya que INLEXCA hace un gran trabajo asegurándose de que los voluntarios estén preparados y bien ubicados en sus respectivos países. El personal de la organización me ayudó cuando tenía preguntas y me hizo sentir más cómoda con toda la experiencia. También hacen un gran trabajo con la colocación de la familia anfitriona, ya que no tuve problemas con ninguna de mis familias anfitrionas, e incluso si los tuviera, imagino que el personal de la organización sería complaciente. Recomiendo encarecidamente Guatemala e INLEXCA a cualquiera que busque una buena experiencia de voluntariado en América Central.

adam hureau
21
julio 27, 2018

Mi programa de conservación

La pasantía de conservación fue excelente porque siempre estaba afuera y podía estar activa, lo que esperaba poder hacer durante mi estadía en el extranjero. También tuve experiencia de primera mano con la vida silvestre del bosque nuboso de Costa Rica, un privilegio verdaderamente surrealista de haber experimentado. Creo que los futuros pasantes deben saber que siempre estarás en movimiento y siempre estarás ocupado de una manera divertida e intelectualmente enriquecedora. Dejé el programa con conocimientos pertinentes a varios campos académicos y recuerdos de la asombrosa biodiversidad única del bosque nuboso.

Nikki Maruya
21
julio 18, 2018

Mi tiempo con Inlexca

Una experiencia increíble y perfecta para mis objetivos. Tenía la esperanza de aprender español en un entorno médico y este programa me ayudó inmensamente con esto. La familia con la que me quedé fue increíble, pero todos en Patzun fueron muy amables y dispuestos a trabajar conmigo. Espero poder volver en el futuro y ayudar de nuevo cuando tenga más experiencia. ¡Sin embargo, he aprendido mucho sobre la salud en este país mientras he estado aquí!

boton dana
26
julio 11, 2018

Mi experiencia guatemalteca

En general, mi experiencia fue tan única como puede ser. Siempre había valorado ayudar a los demás como un valioso instinto humano, por lo que estoy feliz de decir que lo logré durante mi estadía de 2 semanas. Lo que hizo que mi tiempo aquí fuera especial fue la atención persistente a un entorno familiar. Los locales, los coordinadores de INLEXCA, mi familia anfitriona y los maestros de la escuela en la que enseñé, todos contribuyeron a crear una sensación de familiaridad que me ayudó a sentirme más cómodo y seguro al compartir mis habilidades y pensamientos; creando una experiencia más auténtica. Trabajar con niños también me hizo comprender la importancia del desarrollo infantil temprano y cómo eso influirá en la vida posterior; esencialmente, lo que se le enseña a uno y cómo otros interactúan con un niño afectará los comportamientos posteriores. A cualquiera que esté pensando en participar en un proyecto de este tipo, lo recomendaría encarecidamente, ya que no hay nada más útil y puro que elevar la autoestima de los niños traumatizados; sé amable y apoyándolos y observa la expresión de sus rostros.

Fagan Aliyev
21
junio 29, 2018

Programa médico en Guatemala

Estuve 5 semanas en Guatemala con INLEXCA en el programa médico. Me asignaron un puesto en una pequeña clínica cerca de Antigua, Guatemala. En general, estaba muy contento con el programa. En la clínica, podía trabajar en diferentes partes (administración, farmacia, citas médicas y de enfermería) de acuerdo a dónde se necesitaba ayuda y realmente sentí que tanto el personal del hospital como los pacientes apreciaban mi ayuda y mis consejos. . Cada semana me daban más y más responsabilidades y al final me sentía completamente integrada al trabajo de la clínica. Siento que todos podrían beneficiarse de un programa médico como ese, desde personas interesadas en la medicina hasta médicos completamente calificados (como yo). El sistema de salud funciona completamente diferente aquí y hay mucho que aprender. Otra parte integral del programa es la familia anfitriona que fue simplemente maravillosa. Realmente me familiarizaron con la cultura y la forma de vida guatemaltecas. En INLEXCA, el personal fue muy servicial y fácilmente localizable antes de la llegada y durante mi programa en Guatemala. No tomé clases de español, así que no puedo comentar sobre eso. En general, me sentí segura y apoyada tanto por mi familia anfitriona guatemalteca como por el personal de la organización. ¡Definitivamente lo recomendaría!

Conseguidor Oigus
26
18 de diciembre de 2017

Gran programa de fisioterapia Experiencia

Gran organización, el viaje valió cada centavo. Quedé muy impresionado con el programa y pude lograr mucho durante mi estadía de dos semanas en Guatemala. Pude desarrollar muchas amistades y contactos profesionales con los lugareños y continuaré usándolos para todos mis nuevos proyectos médicos futuros en diferentes lugares de América Central: ¡Bravo INLEXCA!

Dr. Elijah M. Freeman DPT, OCS, CSCS
41
octubre 26, 2017

Experiencia muy gratificante

Trabajar con los niños en 4 guarderías diferentes y poder ayudarlos de manera significativa fue muy gratificante. El aprecio mostrado por los niños y el personal de la guardería fue muy conmovedor. Las familias anfitrionas fueron muy acogedoras y vivir con ellas nos permitió obtener una comprensión real de cómo es la vida para ellos. También brindó una gran oportunidad para aprender otro idioma.

Roberto Lusk
70
octubre 9, 2017

INLEX – Mi familia guatemalteca

Donde empezar….

Ahora estoy de regreso en Irlanda y soy un hombre diferente. He ganado, no solo una gran cantidad de conocimiento y experiencia en el sector del voluntariado ambiental, sino que he hecho amigos para toda la vida y me he ganado otra familia.

 

Mi programa de ocho semanas comenzó con 2 semanas de clases de español cerca de Antigua. Como un hombre de 33 años, no encontré esto tan fácil. Mi profesor fue maravilloso, creó un ambiente divertido y me enseñó todo el español que sé. Luego, mi coordinador de INLEX, Alex, me llevó a mi proyecto. Era muy profesional y tenía experiencia en todo lo relacionado con el voluntariado y Guate. Alex me aconsejó impecablemente durante toda mi estadía y por eso le estaré eternamente agradecida. Aún te debo esa cerveza Alex!!

 

Durante las siguientes 6 semanas, me colocaron con una familia maravillosa en el altiplano occidental de Guate en un pueblo hermoso y relajado llamado El Novillero. Todos los miembros de este pueblo y, en particular, mi familia anfitriona me hicieron sentir como uno de los lugareños.

 

El proyecto en el que estaba trabajando es una Reserva Natural en Sololá, un oasis en el altiplano. Mi trabajo consistía en apoyar al personal de tiempo completo con sus funciones, que incluían el mantenimiento de los senderos de montaña, el trabajo en el vivero y la organización e implementación de un proyecto contra la basura ideado por mí y mi compañero de voluntariado. Trabajar en este proyecto fue un placer, sin embargo, debido a mi español limitado y la falta de inglés de los facilitadores, la comunicación y la dirección fueron algo complicadas. Sin embargo, después de la implementación de nuestro propio proyecto de información y anti-basura, el enfoque y la dirección fueron muy obvios.

 

No puedo encontrar las palabras para describir exactamente cómo me siento después de mi regreso de Guatemala. Todo lo que puedo decir es que he cambiado para siempre y que ha sido la experiencia más maravillosa que he tenido. Hice amigos para toda la vida y gané una nueva familia guatemalteca en INLEX. Las personas que no he mencionado aquí saben quiénes son. ¡Gracias por ser tan solidarios y deseo verlos muy, muy pronto! Ustedes son las personas más increíbles que he conocido. Haces un trabajo maravilloso, no solo ayudando a los jóvenes viajeros a ver el mundo, sino que el trabajo que apoyas en Guatemala es increíble. Todos deberían estar muy orgullosos de ustedes mismos.

Dominic Robinson
33
octubre 7, 2017

¡¡Llévame de vuelta!!

Estuve 3 meses, 2 semanas aprendiendo español y 10 semanas trabajando con niños con discapacidad. Ha sido la mayor y mejor aventura de mi vida... hasta ahora. Cada persona que conocí tiene un corazón hermoso, desde cada miembro de Inlexa hasta cada miembro de mis familias anfitrionas y sin olvidar a los niños y al personal de JT Children Foundation. Me sentí segura, en casa y amada en Guatemala. Pude explorar tantos lugares y ver la rica y hermosa cultura que Guatemala y su gente tienen para ofrecer. Lo haría todo de nuevo y no cambiaría nada. Si decides venir, 3 meses no es demasiado tiempo, es el tiempo suficiente para sumergirte en la cultura. No tengas miedo de practicar tu español, la gente de allí te ayudará y te lo dará todo!!!

jackie t
24
septiembre 18, 2017

¡Experiencia que cambia tu vida!

La felicidad en mi corazón es tan profunda como el océano. Ser voluntario con esos hermosos niños y vivir con mi familia anfitriona durante las 2 semanas no se parece a nada que haya experimentado. Disfruto salir de mi zona de confort, incluso si puede ser un desafío. Toda esta experiencia ha sido increíblemente enriquecedora. Guatemala es hermosa y la gente es muy cálida y acogedora.

¡GRACIAS INLEXCA POR TODO SU APOYO! eres increíble 🙂 Siempre me sentí segura y bien cuidada.

mandy braun
30
junio 17, 2017

Mi experiencia en Nicaragua

He estado trabajando como voluntaria en Granada, Nicaragua, en un proyecto llamado Carita Feliz. No es una escuela, más bien un gran centro de aprendizaje con diferentes clases. Los niños vienen a hacer sus deberes allí y los profesores les ayudan o les dan nuevos ejercicios para practicar. También hay un profesor para clases de inglés y clases de computación. Así los niños tienen la oportunidad de aprender mucho más allá de su escuela normal.

Los maestros han estado trabajando con tanta pasión y aprendí parte de eso muy rápido. Me gusta eso. También que los niños venían a veces solo para abrazarte y en mi último día muchos de ellos solo me decían que no me fuera. Carita Feliz está ubicada en un “barrio”, lo que significa un área más o menos pobre. Pero nunca me sentí inseguro y al final hice muchos amigos allí.

Me gustó que en Granada han estado muchos otros voluntarios de todo el mundo. Hicimos amigos, viajábamos y festejábamos muy a menudo juntos.

Considerándolo todo, realmente puedo recomendar este proyecto, pero deberías ir allí por lo menos 2 o 3 meses para hacer una relación con los niños.

Jantje W.
18
mayo 22, 2017

Cuatro meses de aprendizaje y aventura

Aprendí más sobre el lenguaje, la vida y la asimilación cultural de lo que podría haber aprendido en mi entorno ordinario. Hice un curso de idioma de 2 semanas y luego trabajé en un parque ecológico que trabaja para conservar y proteger la naturaleza y la cultura Maya Kiche. Fue un trabajo muy duro a veces y desafiante en varios niveles, lo cual fue una gran manera de crecer y aprender. ¡No te alejes de los desafíos!

Me quedé con una familia anfitriona encantadora y nunca olvidaré las amistades que formé y los recuerdos que hice allí.

Mi tiempo en Guatemala será para siempre una de las experiencias más valiosas que he tenido. No podría recomendar mejor el voluntariado y el trabajo en otro país, ¡para personas de todas las edades! INLEX fue increíblemente solidario y acogedor, por lo que encontrar el camino y sentirse seguro es lo más fácil posible.

Si desea ampliar sus horizontes y convertirse en una persona más consciente, consciente y comprensiva, este es el camino a seguir.

leonie hoeher
21
abril 8, 2017

¡Gran experiencia!

En nuestra segunda noche del viaje cocinamos nuestra propia cena en la Escuela de Cocina La Tortilla. Nuestro grupo se rió mucho y tuvo la oportunidad de aprender sobre la cultura gastronómica de Antigua Guatemala. Hicimos un plato famoso llamado pepián, e incluso tuvimos la oportunidad de preparar nuestras propias tortillas de harina de maíz para acompañar la comida. A todos se nos asignó una tarea para ayudar con la preparación de nuestra comida, a algunos les fue mejor que a otros, pero en general fue una experiencia increíble sobre la que no puedo esperar para escribir en mi diario y compartirla en casa.

joey
23
diciembre 15, 2016

Guatemala cambió mi vida!!

Por supuesto, definitivamente recomendaría el programa de salud en Guatemala. Esta experiencia simplemente cambió mi vida. Mi estadía en la casa de una familia local fue muy agradable. Recibí mucho cariño y me trataron como parte de la familia. En el centro de salud aprendí mucho y conocí a excelentes profesionales. Además, Gloria, Carlos y Alex fueron muy amables conmigo, me cuidaron y se preocuparon por mi bienestar en todo momento. Mi voluntariado en Guatemala fue inolvidable y muy importante para mi carrera como médico.

Guatemala es un país maravilloso con gente muy amable y hermosos lugares. En mis días libres viajé a Antigua y al Lago de Atitlán. ¡Me sentí muy seguro viajando por el país y conocí gente encantadora!

luchi nosseti
21
diciembre 7, 2016

2 semanas increíbles en Guatemala

Mi estadía en Santo Tomás, Milpas Altas fue una experiencia que nunca olvidaré. Mi familia anfitriona fue muy amable y no pudo hacer más por mí, y la comida fue excelente.

Fue un placer trabajar en la escuela donde me ubicaron y me asignaron una maestra, la Sra. Edlin, quien me guió durante los primeros días. Gradualmente, ella aflojó las riendas para que yo me sumergiera cada vez más en las actividades del día a día y pudiera tomar clases por mi cuenta, lo que a veces era un poco alarmante pero siempre muy divertido. Los estudiantes casi siempre estaban ansiosos por aprender y estaban muy interesados en mi acento, de dónde vengo, y las chicas estaban especialmente interesadas en mi hijo rubio de ojos azules jajaja.

Durante 6 tardes durante mi estadía pasé tiempo en el proyecto EDUSI local al que asistieron niños locales y sus padres y fue aún más relajado y muy agradable.

En general, fue una gran experiencia y espero con ansias la próxima colocación.

steve palmer
62
septiembre 18, 2016

3 semanas inolvidables en Guatemala

Soy profesor de fisioterapia. Trabajo en la Universidad Europea de Madrid, y hace 5 años, llevo 3 semanas viviendo en Tecpan y trabajando con mis alumnos de Madrid (medicina, fisioterapia y enfermería). Cambiaron mucho en estos 21 días y se hicieron adultos por las experiencias vividas.

Hemos estado trabajando empoderando a las mujeres, hablando de igualdad, haciendo cursos de postura buenos hábitos de salud, todo sobre embarazo y lactancia, prevención de enfermedades, lavado de manos, dientes sanos…

Fue genial para todos 🙂

Ángela Río
31
septiembre 1, 2016

¡De principio a fin, cada paso del programa fue un éxito!

Fui a Guatemala con INLEXCA que resultó ser una gran experiencia. ¡Nuestro grupo estaba formado por fisioterapeutas y estudiantes de la Universidad Estatal de Idaho! Diego y Alex fueron nuestros principales coordinadores de voluntarios y no podrían haber sido más serviciales ni más agradables. ¡Puedo decir que ahora soy amigo de ambos y los invité a ambos a que serían bienvenidos en mi casa si alguna vez vinieran a los Estados Unidos! Nos emparejaron con una gran clínica en Tecpan, Guatemala. Nuestro viaje duró solo 16 días, pero resultó ser una experiencia maravillosa y enriquecedora para todos los que participamos. ¡Todos nos quedamos con familias anfitrionas que demostraron ser las personas más amables del mundo! La familia con la que me quedé fue nada menos que un buen momento. Mi madre anfitriona incluso salió al mercado conmigo para ayudarme a encontrar ofertas y elegir recuerdos para mi familia. ¡Fue una gran manera de sumergirnos en la cultura!

¡Facilitaron y coordinaron bien con la clínica para asegurarse de que tuviéramos una buena experiencia de aprendizaje y que pudiéramos lograr nuestras metas en lo que queríamos lograr en nuestro viaje voluntario! También planearon actividades como caminar por el volcán Acatenango, visitar las ruinas de Iximche, explorar y dar un paseo en bote por el lago de Atitlán y ver la ciudad antigua de Antigua.

¡No podría tener mejores cosas que decir sobre nuestra experiencia!

kevin rosa
31
septiembre 1, 2016

¡Viaje de su vida!

¡Todos allí fueron increíblemente amables conmigo! Por ejemplo, fui a la graduación de un compañero de trabajo, y mientras esperaba que él tomara sus cosas, estaba conversando con uno de sus amigos durante unos 3-5 minutos. Después de solo hablar por ese corto período de tiempo, me invitó a un viaje familiar a la ciudad. Estando lo suficientemente loco como para aceptar, me recogió y fuimos a la casa de su tía a pasar el fin de semana donde me trataron como parte de la familia. No había nada aterrador al respecto; muchas personas simplemente abren sus hogares a amables extraños. Además, ¡la familia con la que me colocaron no podría haber sido más dulce! Realmente me trataron como a su hija y me hicieron sentir lo más cómoda posible.

Sara Friedrich
22
agosto 18, 2016

Mi buena experiencia en Costa Rica

Considerándolo todo, fue una gran experiencia.

Así que solo quiero mencionar algunos hechos que me gustan especialmente o también algunos que no me gustaron. Para ayudarte a mejorar y escribir una reseña honesta.

 

Me gustó especialmente:

– que el coordinador siempre estuvo ahí para ayudar

– que también había otros voluntarios en mi ciudad, hace que las primeras semanas sean mucho más fáciles

– que mi jefe en mi trabajo era de mente abierta para mis ideas

que se puede mejorar:

– se podrían organizar algunas actividades más junto con el coordinador y los voluntarios

– la familia anfitriona era más como un hotel que una familia – eran encantadores, pero necesitaban el dinero y me trataron más como en un hotel que como viviendo con una familia.

charlotte
26
7 de junio de 2013

Mi tiempo en CR

El verano pasado, después de aprobar mis exámenes finales de secundaria, decidí ir a Costa Rica para aprender español y conocer la cultura latina.

Hay varias organizaciones que ofrecen viajes y estadías de voluntariado en América Central, especialmente en Costa Rica, que es conocido como el país más seguro de esta región. La razón por la que elegí ir con Inlex fue porque sus programas de desarrollo comunitario me parecieron más interesantes que cuidar niños o pasar mis días en una granja de mariposas.

La pasé muy bien y tuve grandes experiencias, conocí gente amable en todo el país y logré una meta importante al hablar español con fluidez en seis meses.

Pero en general tengo que decir que estoy un poco decepcionado. No me malinterpreten, no quiero culpar a nadie de las personas con las que pasé medio año. Personas que siempre se preocupan por ti, si necesitas ayuda, la gente hace lo mejor que puede para brindarte un momento maravilloso. Pero aún tengo que decir que estaba un poco aburrido la mayor parte del tiempo. Si eres un amante de la naturaleza, estoy seguro de que te encantará Costa Rica. La selva tropical en las montañas, las áreas secas y calurosas en el norte, las playas de Carreaben que se ven exactamente como si fueran directamente de Hollywood, todos estos son lugares hermosos e impresionantes. Si usted es el tipo social al que le gusta conocer gente interesante, le encanta una buena conversación y necesita alguna aportación cultural, es muy probable que no quede satisfecho. A veces tenía la sensación de que a Costa Rica le faltan estas cosas. Por supuesto, es injusto decirlo porque incluso en medio año tuve la oportunidad de ver solo una pequeña parte de Costa Rica, también es mi punto de vista muy subjetivo, por otro lado, eso es solo un resumen de la experiencia. hecha. No encontrarás mucha cultura indígena, no encontrarás ese toque socialista romántico en el que puedes pensar cuando escuchas historias sobre América Latina. En cambio, sentirás la gran influencia de los EE. UU. (no quiero decir que eso sea malo, pero tal vez no sea la razón por la que haces un largo viaje a Costa Rica), probablemente pasarás muchas horas en los centros comerciales porque esa es la cantidad de Los ticos pasan su tiempo, muchas noches en albergues en su mayoría alemanes y estadounidenses porque estos son los más bonitos y baratos de toda la costa… Supongo que todo depende de tus expectativas, así que asegúrate de que encajen. Honestamente, debo admitir que hubo muchos otros que la pasaron muy bien y definitivamente no me arrepiento de haber ido a CR, pero después de todas las experiencias que tuve, habría ido a una ciudad más grande con más actividades sociales y más aportes intelectuales. .

Ronny
26
abril 15, 2013

Buena experiencia

La pasé muy bien en Costa Rica. La gente y la forma de vida me facilitaron sentirme a gusto y pronto comencé a acercarme a la cultura y a otras personas, nativos y otros voluntarios. Hice muchos nuevos amigos y descubrí la amabilidad de tanta gente. El trabajo como tal me dio la sensación de ser necesitado de alguna manera, pero también de encontrarme trabajando y hablando con personas, tan diferentes en muchos aspectos.

Tuve la suerte de estar en contacto con personas tan amables, serviciales y encantadoras y tuve la oportunidad de aprender a hablar y comunicarme a mi manera (en otro idioma).

Con todo, puedo decir que no me arrepiento de haber tomado esta decisión de ir a Costa Rica y trabajar con y para INLEX.

Estoy agradecido con todas las personas que hicieron que mi estadía allí fuera lo más cómoda que podía imaginar. Las personas que estaban/están a cargo del programa costarricense fueron muy amables, amables, serviciales y se convirtieron en verdaderos amigos.

Pasto
26
abril 15, 2013

Mis experiencias de voluntariado en Guatemala

En general mi experiencia fue muy positiva. Tenía un 'hogar' encantador con una 'mamá' que era una gran cocinera. Trabajé durante 3 semanas en 2 proyectos diferentes que me dieron la oportunidad de experimentar aún más. Me vino bien, aunque puedo imaginar que no todo el mundo estaría contento con él, ya que lleva más tiempo familiarizarse con la gente y el trabajo en los proyectos.

En 1 proyecto pinté un mural con niños y niñas de 5 y 6 años en su salón de clases. Los preparativos de la pared los hacía solo por las tardes cuando ellos estaban libres; magnifiqué dibujos que habían preparado; el cuadro se hizo con todos los niños en un par de mañanas – fueron mañanas bastante locas pero muy divertidas y muy satisfactorias. El remate (donde no llegaban) lo volví a hacer solo algunas tardes. Fue genial ver lo orgullosos que estaban de 'su' muro. ¡Y las monjas de la escuela estaban casi igualmente emocionadas!

En el otro proyecto ayudé en un comedor social donde dos veces por semana se preparaba un almuerzo para alrededor de cien niños de una zona muy pobre. Aunque al principio no me quedó claro lo que se esperaba que hiciera, ya que los 2 cocineros podían hacer perfectamente el trabajo sin mí, fue un placer ayudar y conocer el proyecto. Un (medio) día típico de trabajo comenzaba haciendo tortillas, luego, cuando llegaban los niños, jugaba con ellos. Luego repartiendo los almuerzos y finalmente ayudando a limpiar y lavar todo. Antes de bajar a este 'trabajo' tendría matrícula de español.

Lamenté no haber hablado mejor español. Aunque no vine totalmente desprevenido, no fue suficiente para poder tener un poco de conversación. Como resultado, a veces me sentía un poco solo ya que no trabajaba con otros voluntarios ni conocía a ninguno.

También me doy cuenta de que 3 semanas es muy poco tiempo para ser voluntario e idealmente uno debería ir por más tiempo. Estoy convencido de que todos se benefician más de un período de voluntariado más largo.

teresia
55
abril 10, 2013

Proyecto Tortuga y Enseñanza

¡Guatemala es un país increíble con gente que es aún más increíble! Disfruté cada segundo de estar allí e hice muchas experiencias geniales. Se basan principalmente en personas. La cultura es tan diferente y única que nunca podía dejar de hacer preguntas a mi familia anfitriona maya. Puedes integrarte bastante rápido cuando tienes la mente abierta y estás dispuesto a experimentar. Trabajar con tortugas fue una de las mejores cosas que he hecho en mi vida. El proyecto de las tortugas es realmente pequeño y se encuentra en un pueblo aislado, pero esto es lo que lo hace perfecto. No puede esperar lujo, pero encontrará una vida salvaje increíble y experimentará una forma de vida completamente diferente. Las clases de español en INLEX son buenas y útiles, así que debes aprovecharlas porque sin hablar español no puedes acercarte tanto a la gente. ¡Gracias por mi estadía perfecta en Guatemala! ¡Nunca lo olvidaré!

Josefina W.
19
abril 10, 2013

Voluntariado en Guatemala

Realmente disfruté el programa.

Llegué a vivir en una familia guatemalteca y participar en su vida diaria.

El proyecto también fue divertido porque pude ayudar a los niños pequeños y enseñar inglés y matemáticas.

Félix P.
19
abril 9, 2013