Voluntario en cuidado de niños

Ofrécete como voluntario con niños y da forma al futuro de nuestro mundo pasando tiempo con niños que se beneficiarán de tu cuidado y enseñanzas. INLEX trabaja en barrios de bajos ingresos donde los recursos son muy limitados. Estos proyectos se benefician del trabajo de los voluntarios, ya que la mayoría de las veces no cuentan con suficiente personal ni fondos. El programa de cuidado de niños es perfecto para voluntarios enérgicos, llenos de iniciativa y creativos; y el trabajo es gratificante, divertido y una gran experiencia. Si tiene experiencia previa con niños o educación, puede ayudar a implementar nuevas estrategias para que los niños sigan aprendiendo durante todo el día.

Dependiendo del destino que elijas, puedes optar por trabajar en guarderías, orfanatos o programas extraescolares.

¿Por qué ser voluntario en un programa de cuidado infantil?

Como voluntario, ayudará a madres solteras o familias de bajos ingresos a cuidar a sus hijos mientras trabajan. Además, los proyectos giran en torno a brindar un entorno enriquecedor con educación, comidas balanceadas, juegos y valores sólidos.

El voluntario perfecto para este programa es enérgico, ingenioso, paciente y, lo más importante, le encanta trabajar con niños.

 

Impacto:

Los voluntarios no solo brindan su tiempo a los niños, sino que también brindan una perspectiva diferente y ayudan al equipo a brindar una atención más personalizada.

¿Por qué ser voluntario de INLEX en el programa de cuidado de niños?

INLEX se asocia con proyectos de cuidado infantil que tienen recursos limitados y donde los voluntarios tendrán un impacto positivo. Desde el momento en que aplicas al programa, contarás con el apoyo de los miembros de nuestro equipo que te guiarán antes de tu llegada y una vez en el país.

Mi experiencia en Guatemala En general, mi experiencia fue única. Siempre había valorado ayudar a los demás como un valioso instinto humano, por lo que estoy feliz de decir que lo logré durante mi estadía de 2 semanas. Lo que hizo que mi tiempo aquí fuera especial fue la atención persistente a un entorno familiar. Los locales, los coordinadores de INLEXCA, mi familia anfitriona y los maestros de la escuela en la que enseñé, todos contribuyeron a crear una sensación de familiaridad que me ayudó a sentirme más cómodo y seguro al compartir mis habilidades y pensamientos; creando una experiencia más auténtica. Trabajar con niños también me hizo comprender la importancia del desarrollo infantil temprano y cómo eso influirá en la vida posterior; esencialmente, lo que se le enseña a uno y cómo otros interactúan con un niño afectará los comportamientos posteriores. A cualquiera que esté pensando en participar en un proyecto de este tipo, lo recomendaría encarecidamente, ya que no hay nada más útil y puro que elevar la autoestima de los niños traumatizados; sé amable y apoyándolos y observa la expresión de sus rostros.

Destinos

¿Listo para viajar?

1- Elige un programa y un destino.
2- Aplicar gratuitamente.
3- Obtén orientación paso a paso del equipo de INLEX